Un corazón que siente con nosotros, por nosotros y en nosotros

Dia Sagrado Corazón

Deseo a toda la familia Dehoniana, y a los que siguen estas páginas,  un gran día del Sagrado Corazón de Jesús. Es la fiesta en la que nos unimos y nos tenemos presentes los unos a los otros de un modo especial.

La Iglesia nos ofrece el regalo maravilloso de la celebración de esta Solemnidad, recordándonos que el Corazón de Jesús es el rostro de la Misericordia del Padre.

Tenemos mucho en común en el Corazón de Jesús, nos ilusionamos con la vida y con lo que ella nos depara como retos a superar, aunque no siempre sea de nuestro agrado.

En el Corazón de Dios cabemos todos. En Él nos sentimos parte de un todo, siendo nosotros mismos en la que aportamos nuestra propia individualidad. Con Él creemos que es posible un mundo nuevo, algo distinto a lo que los hombres nos empeñamos en hacer; un mundo y una sociedad más parecida a lo que Dios tiene pensado para nosotros. Y por Él es posible construirlo, aunque lo nuestro sea sencillamente sembrar.

Con el Corazón de Jesús, la esperanza se hace grande. Si le tenemos a Él, si confiamos en Él, nada nos superará, ni nos desbordará.

Por el Corazón de Cristo, somos capaces de hacer realidad hasta lo que parece imposible. Incluso, entregar y desgastar la propia vida por amor.

En el Corazón de Dios, nos sentimos queridos, acompañados, cuidados y mimados, ya que todo nos viene gratuitamente, y con mucho amor de Él.

El Corazón de Jesús es la expresión más honda del amor de Dios, que lo da todo y lo comparte todo con nosotros, los hombres y mujeres de hoy. Estamos en su Corazón. Tenemos a Jesús con nosotros que nos acompaña continuamente y por nosotros quiere ser corazón para los demás.

Los Dehonianos, tal como nos indicó el P. Dehon, al recibir y aceptar el legado de la devoción al Sagrado Corazón, queremos seguir siendo un refugio y un oasis de misericordia para cuantos sienten que ese corazón no solo late de amor por ellos sino que espera su respuesta.

Que el buen Dios, Padre de todos, haga nuestro corazón semejante al suyo.

¡Feliz fiesta a todos y que el Corazón de Jesús os bendiga!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *