Un mes después del terremoto, Ecuador sigue temblando

Imagen de Bahía de Caráquez tras el seísmo del 16 de abril
Imagen de Bahía de Caráquez tras el seísmo del 16 de abril

Ha pasado un mes desde que el desastre azotase Ecuador. Un 16 de abril nos sorprendía con un terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter en este país, acabando con la vida de al menos 661 personas, dejando miles de heridos, más de 29.000 personas viviendo en albergues porque sus casas quedaron inutilizadas, se destruyeron carreteras… a día de hoy aún se siguen cuantificando daños totales.

La destrucción sufrida fue de gran consideración, un desastre que llevará años reconstruir y que costará miles de millones de dólares. Ha pasado un mes de la tragedia y la vida sigue para los vecinos del país latinoamericano. Las provincias de Esmeralda y Manabí fueron las más afectadas, para ellos la vida también continúa, pero bajo una situación delicada.  

En los lugares próximos al epicentro, 560 escuelas están afectadas y 166 están totalmente destruidas.  Unicef ha evaluado que 120.000 niños no pueden ir a las escuelas y se encuentran en necesidad urgente de espacios educativos temporales.

Los pequeños siguen jugando, pero lo hacen en lugares insalubres con las enfermedades que eso conlleva. Uno de cada 5 niños sufre diarrea y malnutrición crónica en Esmeraldas y Manabí, según el representante del organismo de Naciones Unidas en el país.

Ya ha pasado un mes y aún hay gente durmiendo en parques, albergues… las excavadoras siguen realizando su trabajo de derribar casas afectadas.  El terremoto dejó a más de 24.800 personas sin empleo, casi 18.000 solo en la provincia de Manabí.

A un mes del terremoto los sismógrafos del Instituto de Geofísica registraron 1.458 réplicas del movimiento. De hecho el pasado miércoles un nuevo sismo de magnitud 6,8 sacudía Ecuador produciendo algunos daños materiales,  como informó Rafael Correa, presidente de Ecuador en su twitter. La situación hizo que se alterase la vida del país, con el miedo que para los ciudadanos supone recordar los temblores. Hubo nuevos cortes de luz, se suspendieron clases…

correa

Es complicado seguir con el día a día. Muchos de los vecinos se aferran a la Fe para continuar su camino.

Un mes después de la tragedia en Bahía de Caráquez celebraron una misa a la que acudieron unas 500 personas donde mostraban pancartas con frases como “Volvamos a reconstruir nuestros sueños”. Allí el p. Bruno, párroco de La Merced, pidió a todos trabajar mancomunadamente para sacar adelante la ciudad.

Ayuda recibida

El p. Pedro Jesús Arenas nos cuenta desde Ecuador que está llegando ayuda de muchas partes del mundo. “La cercanía de España se ha manifestado desde el primer momento y se sigue manifestando con mucho cariño y preocupación por lo que está pasando”.

Según nos cuenta el p. Pedro Jesús, hay tres canales fundamentales para gestionar las ayudas: el gobierno, la Iglesia y las instituciones privadas. “La más cercana a las personas más necesitadas es la de la Iglesia por el conocimiento de las personas a través de los catequistas y del tiempo que ya se lleva en cada lugar”.

Ante la campaña llevada a cabo por nuestra congregación, señala que le parece “una buena iniciativa que está dando frutos. Toda colaboración es muy importante aunque sea mínima, entre todos, cada uno con su colaboración podremos levantar todo lo caído”.

“Se sigue necesitando desde lo más fundamental, como víveres, mosquiteras, agua, tiendas de campaña… también se están creando albergues provisionales y hay que pensar a medio plazo para ir reconstruyendo los hogares que se han caído. Reconstruir el país va a llevar años porque hay que reconstruir todo y reactivar toda la economía del sector. Hay poblaciones que hay que levantar de nuevo y desde cero” concluye el misionero dehoniano.

No podemos dejarlos solos, nuestra ayuda sigue siendo necesaria.

Desde la Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús – Reparadores/Dehonianos seguimos con nuestra campaña de recaudar fondos para los damnificados del terremoto. ¡Colabora!

Puede realizar sus aportaciones en las siguientes cuentas:

-Banco Popular: ES49  0075 0204 9706 0065 5237

-BBVA: ES97 0182 4927 5800 1013 1349

AyudaEcuador-B1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *