La Visitación de la Virgen María

Visitacion_de_la_virgen

Hoy celebramos la Visitación de la Virgen, embarazada de Jesús, a su prima Isabel, embarazada de Juan el Bautista. Esta festividad coincide con el fin del mes de mayo, mes que la Iglesia dedica a la Virgen María.

En el Evangelio Lucas 1, 39-56, se nos indica “En aquellos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.

Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y levantando la voz, exclamo:

«¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu Vientre!”.

Por medio de la visita de María llevó Jesús a aquel hogar muchos favores y gracias: el Espíritu Santo a Isabel, la alegría a Juan, el don de Profecía, etc, los cuales constituyen los primeros favores que nosotros conocemos que haya hecho en la tierra el Hijo de Dios encarnado.

La fiesta fue introducida en 1263 por san Buenaventura, general de la Orden Franciscana, específicamente para su práctica en esa orden mendicante. Instituida en 1389 por el papa Urbano VI, fue inscrita en el Calendarium Romanum para el 2 de julio.  En muchas localidades en que se celebra como fiesta patronal se sigue conmemorando en su antigua fecha. Al reformarse el calendario tras el Concilio Vaticano II, la fiesta de la Visitación se trasladó al 31 de mayo, entre las solemnidades de la Anunciación (25 de marzo) y del nacimiento de Juan el Bautista (24 de junio), para lograr una mayor concordancia con la secuencia de la narración del Evangelio de Lucas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *