… y la mirada de la Paz

La resurrección de Cristo llena hoy de alegría a toda la Iglesia. Su resurrección es un hecho único en la historia, y a la vez es un misterio de fe. Su resurrección es vida y gozo para quienes en el bautismo han muerto y resucitado con él. Hoy es el domingo de los domingos. La vida cristiana tiene como centro la resurrección de Cristo. El sepulcro vació anuncia el misterio de la resurrección. Pedro en su discurso, resume la vida de Cristo y afirma su resurrección como verdad absoluta, y sus palabras dan testimonio de ella. Pablo, en cambio, nos invita a tener los ojos puestos en Cristo resucitado ya configurarnos a su misterio pascual.

1ª LECTURA: Hechos de los Apóstoles 10, 34ª. 37-43 “Hemos comido y bebido con él después de su resurrección”.
SALMO RESPONSORIAL: Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo.
SEGUNDA LECTURA: Pablo 3, 1-4 “Buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo”.
EVANGELIO: Juan 20, 1-9 “Él había de resucitar de entre los muertos”.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *