Yo te he puesto como luz de las naciones

Imagen y oración realizadas por el P. Ángel Alindado scj.
Imagen y oración realizadas por el P. Ángel Alindado scj.

“Las personas consagradas están llamadas de modo especial a ser testigos de esta misericordia del Señor, en la cual el hombre encuentra su salvación. Ellas mantienen viva la experiencia del perdón de Dios, porque tienen la conciencia de ser personas salvadas, de ser grandes cuando se reconocen pequeñas, de sentirse renovadas y envueltas por la santidad de Dios cuando reconocen su pecado. […] Si no existieran, el mundo sería mucho más pobre. Más allá de valoraciones superficiales de funcionalidad, la vida consagrada es importante precisamente porque es signo de gratuidad y de amor, tanto más en una sociedad que corre el riesgo de ahogarse en el torbellino de lo efímero y lo útil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *