El P. Juan José Arnaiz celebra 25 años de Vida Religiosa

arnaiz

El próximo sábado, 29 de septiembre, Venta de Baños acogerá la Celebración Jubilar 2018. Este año el P. Juan José Arnaiz celebra sus 25 años de Vida Religiosa, junto al P. Francisco Javier Enríquez y P. Jesús Crescenciano García, que celebran sus 25 años de Ordenación Sacerdotal.

arnaiz

Hemos entrevistado al P. Juan José Arnaiz quien ha pasado estos años en tres escenarios de vida y de misión: Salamanca, Alba de Tormes y Roma. Como él nos indica “supongo que el hilo que une a las tras está vinculado con el apostolado de la formación. Primero recibiéndola en Salamanca y Alba en las que vivo como novicio y escolástico, estudiante de teología y ‘aprendiz de pastor’, como nos definió quien entonces era Superior General. Tras la especialización en Roma, el primer destino fue el seminario menor, más adelante también colegio, “San Jerónimo” en Alba de Tormes. Allí he ido y venido en tres ocasiones como formador y profesor. Enviado a Salamanca ejercí como maestro de escolásticos y postulantes, así como socio del maestro de novicios y párroco rural. Y desde 2015 de nuevo en Roma”.

Ante la pregunta de cuándo y por qué optó por la vida religiosa, el P. Juan José Arnaiz señala que cuando era novicio estaba de moda hacerse estas dos preguntas que “siempre me hicieron sufrir porque nunca logré una respuesta satisfactoria. Ciertamente, hay momentos objetivos en los que uno siente con especial fuerza el atractivo: el día de mi confirmación en mi parroquia de Moreda (Asturias) y el compromiso posterior en el Movimiento Junior pertenecen a esos momentos de clara inclinación por seguir a Cristo de un modo peculiar; pero es que desde niño siempre me atrajo esto”.

“Cierto que, primero era más lo de ‘ser cura’, más visual, más accesible; luego vino descubrir qué era la vida religiosa con sus riquezas y exigencias. Por lo tanto, es un cuándo y un porqué alargado en el tiempo, casi casi que cada nueva mañana se convierte en ese cuándo en el que descubrir, por la tarde, el por qué. Algo me queda claro: el que manda, pese a mí, es Él” continua el religioso dehoniano.

Su vinculación con los Padres Reparadores-Dehonianos comenzó muy pronto, de hecho, responde rotundo que comenzó “¡Cuando nací! Dos de mis tíos, Gonzalo y Joaquín, pertenecían a la Congregación. Cuando Gonzalo era Superior en Salamanca e invitó a mi familia a pasar unos días de vacaciones sentí con fuerza aquello de estar en mi sitio. Tendría 11 o 12 años… del vínculo familiar pasé, pues, a uno más íntimo. El formal se dio en el verano de 1992, cuando comienzo en Puente la Reina como postulante por un mes, novicio y escolástico en Salamanca y así año tras año”.

arnaiz

Y a partir de ahí ha ido viviendo diferentes momentos importantes en su camino, aunque reconoce no estar “muy capacitado para almacenar impactos afectivos. Con todo, por su trascendencia personal, hecha de crisis y de replanteamiento total de la existencia, impactantes fueron los meses anteriores y posteriores a la ordenación diaconal en 2000. Impactante es comprobar cómo, pese a los defectos de carácter que uno pueda tener o aparentar, al final siempre he sido recompensado con la gracia de comprobar que una acción, una palabra o un gesto portan alivio, fuerza, libertad o seguridad a una persona”.

“A nivel más anecdótico pero concreto, impactante es lograr vivir y comunicarse en una lengua que no es la tuya, haber podido saludar personalmente a san Juan Pablo II y al papa Francisco…” añade el P. Juan José Arnaiz.

En estos 25 años ha tenido a su lado personas que le han apoyado, así como personas que le han marcado. De este modo recuerda a sus padres, hermana, abuelos, tíos y demás familia cercana, dos párrocos de su pueblo, sus formadores…, “pero es que tengo que añadir a todos y cada uno de aquellos con los que he convivido. ¡Constituyen mi Facebook personal! Lo constituyen porque todos me han aportado: lo que debería ser, lo que quería ser, incluso lo que no querría o debería hacer. Es el fruto milagroso de haber convivido con cientos de personas (vivir en Roma multiplica exponencialmente los rostros…) Pero no solo hacia dentro se gira la mirada. Muchas son también las personas que, gracias a seguir a Jesús en esta Congregación, se han cruzado en mi vida como alumnos y alumnas, como formandos, como compañeros de claustro y trabajo, como miembros de las diferentes parroquias y como amigos y amigas… Y el sedimento que queda siempre es agradecido y en algunos casos, especialmente amable. Sí, el rostro que quisiera que se recordase es sencillamente el que se pone cuando uno dice gracias”.

Estos 25 años de Vida Religiosa han pasado muy rápido para el P. Juanjo Arnaiz, aunque reconoce que han sido años de mucho trabajo, “del que no cansa porque es vida hecha de corazón y con corazón. Lo acertado o menos de los intentos no lo voy a juzgar yo. Y no dejo pasar esta oportunidad para pedir perdón a cuantos haya podido herir en estos años. Pero en este sentido sí que me vienen a la cabeza los servicios que, por englobantes, reúnen todos los demás, los empuja a una visión más abierta y creativa. Me refiero al servicio en el Consejo provincial durante el mandato del P. Jesús Valdezate, a las preparaciones de varios Capítulos y Conferencias provinciales o a la participación en los últimos tres Capítulos Generales… francamente ahí he sentido que uno se humaniza, relativiza, esencializa y se redirige a la experiencia de saber y sentir Quién manda. Eso no me ha ahorrado enfados de campeonato, exabruptos, malas caras, silencios, juicios de valor que no hacen más que mostrarme lo que más destaca de estos 25 años: cuánto me queda aún por crecer y madurar en todos los sentidos”.

arnaiz

Actualmente el P. Juan José es vicedirector del Centro de Estudios Dehonianos y Director de la Biblioteca de la Curia general. Según nos explica, la Curia general “existe para ofrecer sus servicios en una doble dirección: al Superior General y a la Congregación. Ahí se enmarcan mis actuales competencias. Como vicedirector del Centro de Estudios Dehonianos formo parte del equipo que ayuda al General en la reflexión teológica y carismática sobre nuestro fundador el P. Dehon y sobre nuestro Instituto. En estos años hemos completado la tarea iniciada por nuestros predecesores de hacer disponible online el patrimonio escrito del fundador, así como la reflexión hecha por nuestros teólogos y estudiosos a lo largo de los 140 años de nuestra existencia en el proyecto www.dehondocs.org”.

Asimismo, destaca cómo llevó adelante también un proyecto “en cierto sentido pionero en lo que, traducido, llamados ‘Becas para los estudios dehonianos’, que ha supuesto dar los primeros pasos en el intento de sistematizar y solidificar una especialización de estudio e investigación: los “estudios dehonianos”. Como servicio de la Curia a la Congregación está la formación de una comunidad con los religiosos que son enviados a Roma por las entidades para especializarse científicamente. La dirección de la Biblioteca de la Curia general tiene como objetivo atender ese espacio estratégico para la vida intelectual de una comunidad como es la biblioteca. Hoy no es un trabajo especialmente fácil debido a toda la revolución tecnológica que vivimos; así que, entre pasado y futuro, intentamos ofrecer un presente que facilite el trabajo”.

Son muchos los momentos vividos por el P. Juan José Arnaiz en estos 25 años de Vida Religiosa que seguro que el próximo 29 de septiembre le vendrán a la memoria. ¡Enhorabuena!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *