XXIV Capítulo General: una visión continental

capitulo-general

Continúa en Roma el XXIV Capítulo General, que lleva por lema “Con el corazón y la mente abiertos a las necesidades de la Iglesia y del mundo”. Es un tiempo que invita a reflexionar y buscar, en nuestra herencia espiritual, lo mejor que puede ayudarnos a ser religiosos “abiertos” para la Iglesia y para el mundo de hoy.

Los primeros días se han centrado en compartir la visión general de la administración de la Congregación, incluidos los desafíos y las esperanzas para el futuro. Los delegados pasaron la mañana reunidos en grupos según sus continentes, cada uno con la tarea de preparar un informe sobre su área geocultural. En los próximos dos días se compartirá en sesión plenaria el trabajo de los diferentes grupos.

El primer continente en compartir su informe fue África donde se han establecido varias plataformas de cooperación en el continente, especialmente en formación. Hay programas internacionales de teología para estudiantes de habla inglesa y francesa y pronto habrá un escolasticado portugués en Mozambique y ha habido programas internacionales de noviciado.

Además, se están buscando nuevas posibilidades de misión en Kenia y Nigeria. De hecho, representantes de Sudáfrica, Mozambique y RD Congo se unieron al P. Léopold Mfouakouet, consejero general, en una misión de investigación a Kenia a principios de este año. Allí fueron recibidos calurosamente por varios obispos que ya están pidiendo un compromiso de la Congregación. El concepto inicial es establecer una comunidad de tres Dehonianos.

Por otra parte, se incidió en que los Dehonianos están en Chad desde 2010, cuya misión fue confiada a la Provincia de Camerún. Jean Marie Signié, Superior Provincial de Camerún, dijo que la evangelización es una prioridad para la misión, pero Chad es un país extremadamente pobre donde la necesidad de infraestructura básica no se puede ignorar.En muchos lugares no hay servicios básicos, ni agua potable, ni escuelas ni hospitales. El analfabetismo es alto e incluso las iglesias son muy pocas. Asimismo, la educación también es una prioridad en Chad. En colaboración con diferentes hermanas, los Dehonianos crearon una escuela para niñas y mujeres jóvenes que de otra manera no hubieran tenido la oportunidad de estudiar. La formación profesional para personas con discapacidad está también incluida en el plan de estudios de la escuela.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *